Separaciones sin matrimonio

Cuando una pareja de hecho (esté o no inscrita en el Registro de Parejas de Hecho) decide separarse, tiene que comenzar un proceso similar a un divorcio. La dificultad de los trámites dependerá de todo lo que ambas partes tengan en común y de si son capaces de llegar a un convenio regulador.

A continuación, te explicamos detalladamente todo lo que necesitas saber acerca de las separaciones sin matrimonio y a qué derechos puedes optar.

Procedimiento de medidas paternofiliales

La separación de una pareja de hecho sin descendencia es bastante similar al divorcio sin hijos. Como hemos mencionado anteriormente, esta disolución de la pareja llevará el mismo procedimiento, sin importar si la pareja está inscrita o no en el Registro de Parejas de Hecho. En este tipo de separaciones, solamente se deberá regular las posesiones patrimoniales comunes.

En cambio, si existen hijos menores en común, se deberá iniciar el proceso de medidas paternofiliales. En este pacto los padres deberán ponerse de acuerdo en ciertas decisiones que conciernen al menor (la custodia, las visitas, la pensión de alimentación, etc.).

Al no existir matrimonio, no se puede proceder al divorcio con hijos, pero sí que se deberá hacer un documento legal. En este documento oficial se debe dejar reflejado todo lo relativo con los menores, para que no haya problemas en el futuro. Se trata de un convenio regulador en el que los padres o los abogados deberán ponerse de acuerdo sobre cómo cuidar correctamente al menor.

A la hora de ponerse de acuerdo en todo lo que concierne a los hijos, pueden existir dos tipos de procesos para las separaciones sin matrimonio:

  • Separación amistosa: Es similar a un divorcio de mutuo acuerdo. Los padres se ponen de acuerdo, de manera que deciden quién se queda con la custodia del menor o si van a compartirla. En el convenio regulador quedará todo escrito (la custodia, el régimen de visitas, la pensión alimenticia, etc.). Este tipo de divorcio express es el más rápido.
  • Separación contenciosa: Cuando ambos progenitores no son capaces de ponerse de acuerdo, la decisión la tomará un juez. Este juez estudiará el caso detalladamente y decidirá cuál es la opción que favorecerá más al menor (en algunos casos incluso puede decidir quién hará uso de la vivienda común).

¿Cómo se regulan las parejas de hecho?

En España las parejas de hecho se gestionan de manera diferente en cada una de las Comunidades Autónomas, ya que no hay una legislación general. Aunque muchas personas piensen que a efectos de la ley es lo mismo que estar casado, la verdad es que es un proceso totalmente diferente, según el Tribunal Constitucional.

Existen diferentes requisitos que se deben cumplir en cada Comunidad para poder acceder a ser una pareja de hecho. Por lo tanto, es muy importante, tener en cuenta el lugar donde estamos viviendo para saber cómo se legisla la pareja.

Por ejemplo, en Canarias te piden que debes acreditar una convivencia mínima de un año con tu pareja para poder hacerte pareja de hecho. Pero, en cambio, en Navarra se declara inconstitucional el hecho de que una persona tenga que acreditar con quién ha estado viviendo, puesto que va en contra de la dignidad de la persona.

Al no haber ningún orden coordinativo que una las diferencias entre todas las comunidades, la pareja de hecho, solamente será legal en el territorio donde se haya dado de alta. En otros países de la Unión Europea, como Bélgica o Francia, esta ley ya está mucho más avanzada e incluso han inscrito las parejas de hecho en el Código Civil.

El cuidado de los hijos en parejas de hecho separadas

Como hemos apuntado en el apartado anterior, para poder efectuar separaciones sin matrimonio, los padres deberán redactar un convenio regulador en el que se especifiquen todos los puntos acerca del cuidado de su hijo menor.

Estos son todos los puntos que deberán tener en cuenta. Si se ponen de acuerdo, ellos mismos lo podrán presentar, pero si, por el contrario, no consiguen llegar a un acuerdo, lo decidirá el juez teniendo en cuenta todos los factores.

Guarda y custodia

La guarda y custodia hace referencia a la persona que se quedará con la mayor responsabilidad sobre su hijo. Es decir, la persona que vivirá con el menor, cuidará de él diariamente y tendrá una relación mucho más directa con su hijo. Existen dos opciones de guarda y custodia:

  • Custodia exclusiva: Uno de los padres se hace cargo del hijo y el otro tendrá derecho a visitas.
  • Custodia compartida: La custodia se comparte y el hijo pasará el mismo tiempo con ambos progenitores.

Esto se decidirá teniendo en cuenta los intereses y el bienestar de los menores y en algunos casos dependerá de las posibilidades económicas y laborales de los padres.

El domicilio familiar

En caso de que haya una vivienda en común, se deberá decidir quién se queda con esta. Al ser la casa donde ha crecido el hijo, lo más probable es que la persona que se quede con la custodia, se quede también con el domicilio, aunque existen excepciones.

Régimen de visitas

El régimen de visitas hace referencia a la posibilidad del projenitor, que no tiene la custodia, de visitar a su hijo. Este régimen de visitas se puede adaptar dependiendo de las necesidades e incluso el hijo puede pasar noches fuera de su casa, en la vivienda del progenitor que no tiene la custodia o pasar periodos vacacionales con él.

Derecho de comunicación

El progenitor que no tiene la custodia tiene derecho de comunicarse con su hijo siempre que lo desee, a no ser que interrumpa tareas escolares. De esta manera, aunque no estén viviendo juntos, en ningún momento perderán el contacto.

Pensión alimenticia

La pensión alimenticia es la cantidad de dinero que el progenitor sin custodia tiene que entregar al progenitor con custodia para el cuidado de su hijo. Aunque el nombre sea pensión alimenticia, hace referencia a todo lo que el menor necesita en su día a día (ropa, comida, entretenimiento, etc.).

Esta pensión se determinará teniendo en cuenta los gastos del menor y en función a la situación económica de los padres.

Pensión compensatoria

En caso de que el progenitor que tiene la guardia quiera dedicarse únicamente al cuidado de su hijo o no tenga los recursos necesarios para mantenerse a sí mismo, se deberá recurrir a una pensión compensatoria. Esta pensión puede ser decidida por ambos padres de mutuo acuerdo o puede ser impuesta por un juez.

El juez determinará si la persona que se queda con el hijo tiene suficientes recursos para mantenerse a sí misma o si necesitará que el otro progenitor le siga apoyando económicamente.

Compensación por abandono

En caso de que uno de los dos progenitores haya abandonado el núcleo familiar y no quiera hacerse cargo de ninguna de sus responsabilidades, se procederá a pedir una ayuda económica del estado. Esta compensación monetaria hará que la persona que se ha quedado con toda la responsabilidad, tenga los recursos necesarios para cuidar bien de su hijo.

¿Qué pasa si no promuevo los trámites de la separación de mi pareja de hecho?

Cuando te separas de tu pareja de hecho, estás en todo el derecho de no mover ningún papel y simplemente terminar vuestra relación, pero debes tener en cuenta que esto puede tener consecuencias legales. En caso de que no promuevas los trámites de la separación con tu pareja de hecho y ya os hayáis separado, no tendrás derecho a reivindicar nada con lo que no estés de acuerdo.

La persona que se quede con los hijos, por ejemplo, solamente podrá exigir una pensión alimenticia, en caso de que esa separación se haya hecho de forma legal. Por lo tanto, al igual que pasa con el divorcio express online, es importante promoverlo, siempre que tengas patrimonio o hijos en común.

¿Existe el divorcio en las parejas de hecho?

NO existe el divorcio entre parejas de hecho, sino que deberá procederse a la disolución de la pareja. Realmente el procedimiento es bastante similar e incluso se pueden llevar a cabo a través de los abogados divorcios express.

El divorcio solamente existe en caso de que haya un vínculo matrimonial, es decir, que la pareja esté casada. Aunque no estén casados, es crucial que, cuando una pareja se rompa, lo formalice en el Registro de Parejas de Hecho.

Los procesos de separación no suelen ser fáciles y entran muchos factores emocionales que los hacen todavía menos llevaderos. Por eso es recomendable contar con un abogado profesional que vaya indicándote cuál es el siguiente paso que debes dar y cuál es la documentación que necesitarás. 

De esta manera podrás estar seguro de que estás disolviendo la pareja de hecho correctamente y que no perderás ninguno de tus derechos. La regulación de las parejas de hecho varía en cada Comunidad Autónoma, por eso es importante que recibas asistencia jurídica especializada.

Ahora ya sabes cómo son las separaciones sin matrimonio y las diferencias que tienen con los divorcios. Echa un vistazo a nuestro bufete de abogados online Digilex, donde podemos darte todo el asesoramiento que necesitas para pasar lo mejor posible por este proceso.

Menú
LLÁMAME
+
¡Llámame!