¿Qué es un divorcio de mutuo acuerdo?

El divorcio es la vía legal por la que se produce la disolución de un matrimonio. De acuerdo al artículo 85 del Código Civil, se produce judicialmente sin importar el tipo de celebración empleada y puede solicitarlo uno de los cónyuges o ambos. 

Desde aquí vamos a contarte qué es un divorcio de mutuo acuerdo, aunque existen otros tipos de divorcio como el divorcio express o el divorcio contencioso. ¡Sigue leyendo! 

Tipos de divorcios 

Es importante conocer los diferentes tipos de divorcio que existen porque cada uno de ellos se rige por una base legal concreta. En el pasado, las modalidades existentes eran el divorcio de mutuo acuerdo y el divorcio contencioso. Sin embargo, actualmente podemos plantear también el divorcio express del que hablaremos a continuación.

El divorcio de común acuerdo

Está regulado por el artículo 777 de la Ley de Enjuiciamiento Civil y su base jurídica se encuentra en el artículo 87 CC. Se trata del proceso más fácil de llevar, puesto que ninguno de los miembros del matrimonio resultan perjudicados. 

No solo nos referimos al aspecto personal, sino desde el punto de vista económico al existir acuerdo entre ambos, lo que facilita el desempeño del procedimiento, haciendo que sea menos costoso. 

El artículo 87 del Código Civil determina que el divorcio de mutuo acuerdo se realiza a través del convenio regulador, presentado ante notario o ante el secretario judicial. Normalmente, suele aceptarse el convenio estipulado por los cónyuges sin ningún problema, siempre y cuando uno de ellos no resulte más perjudicado que el otro o no sea contrario a la ley o al orden público. 

Estamos hablando de un divorcio amistoso, por lo que resultará más rápido y económico. Para proceder, ambos cónyuges deben haber aceptado el divorcio y llevar al menos tres meses casados. Si cumplen ambos requisitos, el convenio regulador se redactará de acuerdo a lo planteado por ambos.

Dicho acuerdo ha de aportar la liquidación y disolución de bienes, así como la atribución de la vivienda que puede variar dependiendo del caso que se trate. Si hablamos de un divorcio con hijos, aunque uno de los cónyuges sea el titular de la vivienda, el otro puede obtener su atribución si tiene la custodia o si se encuentra en una situación más vulnerable. 

En este último caso, también es posible estipular una pensión compensatoria, beneficiando así  a la parte más desfavorable. En caso de los divorcios con hijos, el convenio regulador deberá pactar el régimen de custodia, visitas y pensión alimenticia. 

¿Cómo es el proceso?

Rápido

Aceleramos las gestiones en los juzgados. Gestionamos TODO el trámite desde nuestra plataforma.

Económico

DIGILEX incluye todos los gastos del procedimiento judicial y posterior inscripción en el Registro Civil.

Flexible y a tu medida

Configurad vosotros mismos las condiciones de vuestro acuerdo. Nosotros simplemente os asesoramos.

Divorcio contencioso

Cuando las partes no llegan a ningún acuerdo, tiene lugar el divorcio contencioso. El juez es, por tanto, la persona que decide, según lo establecido en los artículos 769 y 770 de la LEC por el que se regula. 

Este proceso es más caro y conlleva una dificultad mayor, pues es preciso contratar un abogado de familia y visitar el juzgado para exponer las razones de divorcio. Así, en la sentencia del juez vendrán enumeradas las medidas del convenio regulador. En caso de que existan hijos menores de por medio, será el Ministerio Fiscal quien actúe. 

Divorcio express

Este es otro de los divorcios que se suceden de forma rápida y económica. Está regulado por la Ley 15/2005 y los miembros no necesitan aportar ninguna causa para alegar su divorcio ni ha de existir una separación de hecho anterior. 

Incluso es posible optar por un sencillo divorcio express online, siempre y cuando los cónyuges estén de acuerdo y lleven un mínimo de tres meses de casados. 

En Digilex contamos con expertos abogados en divorcios express y gestionaremos todo el trámite desde la plataforma para facilitar al máximo el proceso.  

Marco legal del divorcio de mutuo acuerdo 

En este apartado vamos a nombrar las leyes por la que está regulado el divorcio de mutuo acuerdo para poder buscar información al respecto:

  • Capítulo VIII del Código Civil que hace referencia a la disolución del matrimonio.
  • Ley 15/2005 que modifica lo establecido en la Ley de Enjuiciamiento Civil y el Código Civil sobre el divorcio, dando lugar a algunas reformas. Por ejemplo, elimina la necesariedad de establecer las causas de separación y añade la alternativa de divorciarse ante notario. 

Requisitos para el divorcio de mutuo acuerdo 

Los requisitos que hacen falta para obtener un divorcio de mutua acuerdo son los siguientes:

  1. Que el matrimonio sea legal.
  2. Que los cónyuges lleven casados al menos tres meses.
  3. Que existan las condiciones necesarias para establecer un convenio regulador. 

En el divorcio sin hijos es posible optar por el divorcio de mutuo acuerdo ante notario. También en los casos en los que existan hijos mayores que no dependan económicamente de los padres. En caso de que en ese momento exista un embarazo de por medio, el divorcio deberá solicitarse judicialmente. 

En el divorcio de mutuo acuerdo, el convenio regulador es un elemento fundamental. De no presentarse, el juez determinará todo lo relativo al divorcio, es decir, la atribución de los bienes en común, el importe de la pensión compensatoria o los efectos asociados a los hijos, entre otras cosas. Ahora bien, las decisiones de los jueces pueden acarrear discrepancias en los cónyuges y acabar con la posibilidad de llevar a cabo un divorcio sencillo como es el de mutuo acuerdo. 

En el artículo 90 del Código Civil se establece el contenido del convenio regulador en el que se tratan diferentes aspectos como los siguientes:

  • Hijos. En los divorcios de mutuo acuerdo, la patria potestad suele ser compartida, aunque no siempre sucede así. Además de la atribución de la patria potestad, debe establecerse el régimen de visitas, la pensión por alimentos o la distribución de los gastos extraordinarios, entre otras cosas. 
  • Bienes. Conlleva la liquidación y disolución de los bienes, además de la atribución de la vivienda y la gestión de las cargas como puede ser una hipoteca. En el caso de que existan hijos menores de edad, la vivienda familiar suele atribuírsele a la persona que tiene la custodia.
  • Pensión. La pensión alimentaria por los hijos es una cosa diferente a la pensión compensatoria, otorgada al cónyuge más desfavorable a nivel económico. De ese modo, en el convenio regulador debe establecerse la cuantía. 

El convenio regulador está sujeto a posibles modificaciones posteriores, siempre y cuando los cónyuges estén de acuerdo en hacerlo así. Sea como sea, el Convenio Regulador, cuando contiene las medidas impuestas sobre la liquidación de bienes gananciales, debe inscribirse en el Registro de la Propiedad.

También es importante aclarar que cualquier divorcio contencioso puede terminar en un divorcio de mutuo acuerdo. Si las partes están de acuerdo es posible solicitar que el divorcio siga esta vía, aunque el principal requisito sigue siendo la presentación de un convenio regulador, propuesto por ambos cónyuges. Si el abogado de familia aporta este documento, no será necesario nada más para cambiar de procedimiento.  

Procedimiento para el divorcio de mutuo acuerdo 

El procedimiento para proceder al divorcio de mutuo acuerdo se encuentra regulado por el artículo 777 de la Ley de Enjuiciamiento Civil. En él se establece que para iniciar el proceso es preciso presentar un escrito junto a la siguiente documentación: certificado de matrimonio, inscripción del nacimiento de los hijos en el Registro Civil, fruto del matrimonio, y propuesta del convenio regulador. 

Una vez haya sido admitida la solicitud de divorcio, la Administración de Justicia llamará por separado a los cónyuges en un plazo máximo de tres días para certificar la petición. En caso de que uno de los cónyuges no ratificara el divorcio, se procederá al archivo de las actuaciones, y los cónyuges deberán proceder por su cuenta para promover el divorcio por otra vía. No obstante, ante esta resolución es posible interponer un recurso directo para que el Tribunal determine si se ha procedido correctamente. 

En caso de que los solicitantes hayan ratificado la petición, pero falte documentación, la Administración de Justicia les dará un plazo máximo de diez días para presentarla. Si existen hijos menores de edad o con discapacidad, el Ministerio Fiscal emitirá un informe sobre el acuerdo adoptado por los cónyuges con el fin de velar por el interés de los menores. 

Si el informe emitido es favorable o si se han hecho las modificaciones oportunas, el juez dictará sentencia para aprobar el convenio regulador resultante y decretar la separación definitiva de los cónyuges. Los acuerdos establecidos en la sentencia podrán modificarse judicialmente si cambian las circunstancias. 

Para que lo veas más claro, estos son los pasos a seguir en un divorcio de mutuo acuerdo:

  1. Presentar la demanda de divorcio y la documentación necesaria.
  2. El juzgado admite la demanda de divorcio.
  3. Se fija el día para ratificar el convenio regulador en el juzgado correspondiente. 
  4. Las dos partes se presentan a la hora acordada para firmar. En caso de existir hijos menores o incapacitados, el Ministerio Fiscal hará acto de presencia.
  5. El Jugado dictará sentencia y procederá a su inscripción en el Registro Civil para que el divorcio conste frente a terceros. 
  6. El juzgado devuelve la documentación inscrita de acuerdo a lo acordado. 

Como hemos mencionado, el divorcio de mutuo acuerdo podrá realizarse ante notaría, siempre y cuando no existan hijos dependientes de los padres. En cuanto a los requisitos, son muy similares en lo que se refiere al divorcio judicial, aunque no es necesaria la presencia de un procurador.  

En este caso, tanto la ratificación del divorcio del convenio tienen lugar en el mismo acto. Si existen hijos mayores de edad que no posean ingresos y vivan en el domicilio familiar, deberán prestar su consentimiento y estar presentes durante el proceso de divorcio.  

¿Tienes dudas o consultas?

Menú
LLÁMAME
+
¡Llámame!