¿Por qué hay más divorcios después de las vacaciones?

Los períodos de vacaciones son en los que solemos estar más relajados, pero también cuando surgen la mayor parte de problemas que no tenemos tiempo para debatir en nuestro día a día.

A continuación, te explicamos por qué hay más divorcios después de las vacaciones y cómo puedes llevar a cabo un divorcio express a través de un abogado en el caso de que esta sea tu situación.

Divorcio después de las vacaciones: ¿Cuándo empieza realmente el problema?

Durante el año llevamos una rutina muy marcada que no nos permite fijarnos en los detalles o hace que tengamos que pasar por alto muchas cosas, ya que no tenemos tiempo ni energía para entrar en una discusión. Eso es todo lo contrario de los que ocurre durante el período vacacional, puesto que disponemos de mucho tiempo y de fuerzas renovadas.

Las vacaciones pueden suponer un buen tiempo en pareja para desconectar, pero también pueden hacer que afloren todos aquellos problemas latentes que durante el año escondemos debajo de la alfombra. Por lo tanto, los problemas comienzan realmente en casa, durante todo el año.

Expectativas vs Realidad en la pareja

Las expectativas son uno de los principales problemas que degeneran en la ruptura de las parejas. Nuestra mente siempre va mucho más allá de la realidad y siempre esperamos que el otro haga las cosas mejor o diferentes para agradarnos a nosotros. En el momento en el que tu pareja no cumple con las expectativas que tenías, te decepciona.

Ese no es un problema cuando sucede una o dos veces, pero el problema llega cuando pones el listón tan alto que es imposible de alcanzar y cada vez la decepción es mayor, hasta el punto que la pareja se rompe por completo.

Es importante estar con una persona solamente por su realidad y nunca por las expectativas que tienes de ella, ya que en ese caso será mejor que vuestros caminos se separen antes de haceros daño el uno al otro.

¿Cómo se puede evitar esta situación?

Los conflictos vacacionales siempre surgirán y no es cuestión de seguir tapándolos para que no afloren, como solemos hacer durante el año, sino que se trata de abordarlos de la manera correcta.

Estos son algunos consejos que puedes seguir para abordar correctamente los conflictos y pasar unas vacaciones en familia libres de peleas: 

  • Explica lo que te molesta: Antes de estallar, habla de una forma tranquila y elocuente las cosas que te molestan en el momento que sucedan. De esta manera los problemas no se te acumularán en el interior hasta el momento que te rebasen y estalles en un ataque de enfado.
  • Comunicación constante: Explica siempre a tu cónyuge lo que estás pensando hacer, cuáles son tus planes para las vacaciones, lo que te apetece comer o lo que te apetece visitar; de manera que siempre estéis informados de cómo se siente el otro y cómo poder ayudar a que se sienta feliz.
  • Escucha siempre: No solamente muestres lo que tú deseas, sino que escucha lo que tiene tu pareja para decirte y cuáles son sus anhelos y necesidades. Intenta adecuarte a los que te pida, dentro de tus posibilidades, igual que tu pareja lo hará contigo.
  • Sed flexibles en todo momento: Sed flexibles con los cambios de planes y los cambios de humor de ambos. La mejor manera de ser flexible es dejando que cada uno tenga su espacio en el que se sienta totalmente libre para tomar sus propias decisiones.
  • Respetaos en todo momento: Incluso en los momentos de más enfado, vuestras conversaciones y discusiones deben ser siempre desde el respeto. La falta de respeto es el inicio de la ruptura de muchas parejas, por lo tanto, es uno de los puntos básicos que deberéis evitar.

Estos consejos que hemos dado para los períodos vacacionales solamente serán útiles en el caso de que se apliquen también cuando estemos en casa, durante todo el año.

 

¿Cómo es el proceso?

Rápido

Aceleramos las gestiones en los juzgados. Gestionamos TODO el trámite desde nuestra plataforma.

Económico

DIGILEX incluye todos los gastos del procedimiento judicial y posterior inscripción en el Registro Civil.

Flexible y a tu medida

Configurad vosotros mismos las condiciones de vuestro acuerdo. Nosotros simplemente os asesoramos.

Cuándo el divorcio es inevitable

A veces la situación sale a la luz durante las vacaciones, pero la pareja ya sabe desde hace tiempo que la relación entre ellos no va bien, así que pueden decidir divorciarse una vez pase el período vacacional.

Existen varios tipos de divorcios dependiendo de la situación y es recomendable que el primer paso que tome la pareja en conjunto o cada uno por su lado sea contratar un abogado especializado en divorcios. 

El divorcio siempre es un trámite que puede suponer muchos cambios emocionales y puede llegar a ser una temporada dura en tu vida, por eso es importante que intentes hacer las cosas bien desde el principio

Los abogados divorcios express de Digilex pueden ayudarte a que este proceso rápido y tranquilo de manera que puedas adaptarte sin problemas a tu nueva normalidad.

Estos son los tipos de divorcio con los que podrá ayudarte un abogado especializado.

Divorcio de mutuo acuerdo

El divorcio de mutuo acuerdo es un proceso que se lleva a cabo cuando ambas partes están de acuerdo en separarse. No hará falta que un juez intervenga, sino que solamente hará falta tener un abogado común para ambos cónyuges, por lo tanto, es un proceso rápido y económico.

Ambos deben rellenar la documentación necesaria y presentarla en el juzgado, ya sea juntos o cada uno por separado, pero el pacto y los acuerdos deben ser los mismos. Estos son los únicos requisitos necesarios para poder comenzar la tramitación de un divorcio de mutuo acuerdo:

  • Que hayan pasado como mínimo 3 meses después de la fecha en la que se celebró la boda.
  • Ambos deben dejar constancia conforme no quieren seguir casados con su pareja.
  • Se deberá redactar el convenio regulador, de manera que quede constancia de los acuerdos de separación y de la repartición de los bienes del matrimonio, de las pensiones y de los hijos.
  • Que por lo menos uno de los cónyuges, tenga domicilio en España.

Divorcio contencioso

Este tipo de divorcio se da cuando uno de los miembros del matrimonio presenta una demanda de divorcio sin que el otro esté de acuerdo. En este caso, para poder llevar a cabo este tipo de separación, se necesitará que intervengan dos abogados (uno para cada miembro del matrimonio) y un juez que dicte la sentencia.

Entonces comenzará un proceso judicial y por eso este tipo de divorcios son más largos y caros. Al no ser un divorcio de mutuo acuerdo, los implicados no podrán presentar el convenio regulador con todos los pactos y acuerdos, por lo tanto, será un juez quien deberá decidir las obligaciones y derechos de cada uno.

Divorcio sin hijos

Cuando un matrimonio se rompe y no tiene hijos de por medio o estos ya son mayores de edad, el proceso puede ser mucho más fácil, ya que solamente se deberán tener en cuenta los bienes comunes.

No obstante, ya sea de mutuo acuerdo o lo hagas a través de la vía judicial, se deberán tener en cuenta todas estas áreas para poder llevar a cabo un divorcio sin hijos:

  • Vivienda: Se decidirá que se hace con la casa en la que han vivido ambos cónyuges en caso de que esta sea de propiedad.
  • Bienes comunes: Se repartirán los bienes de forma equitativa entre los dos miembros del matrimonio o como decida el juez.
  • Pensión compensatoria: Esta pensión compensatoria solamente se da en un matrimonio contencioso y en el caso de que uno de los cónyuges la pida. Si uno de los miembros del matrimonio ha abandonado la vivienda y el otro no dispone de los recursos necesarios para mantenerse, tiene derecho a pedir la pensión compensatoria.

 

Divorcio con hijos

En un divorcio con hijos menores de edad a su cargo, el proceso puede llevar algunas complicaciones más, ya que además de cuidar de ellos se deberán tomar decisiones acerca de su manutención, su vivienda, su educación, etc.

Si el divorcio es de mutuo acuerdo, ambos progenitores deberán presentar sus acuerdos a través del convenio regulador y si el divorcio fuera contencioso, esto lo decidirá un juez después de analizar toda la documentación presentada.

Cuando te dispones a divorciarte de tu pareja con hijos menores de por medio deberás tener en cuenta los mismos elementos que en el divorcio sin hijos y añadir estas áreas:

  • Custodia: La custodia del hijo es con quién convivirá la mayor parte de su tiempo durante los próximos años hasta que sea mayor de edad. La custodia puede ser monoparental, de manera que solamente un progenitor es el responsable, aunque el otro conserve derechos; o puede ser compartida, de manera que ambos progenitores tienen los mismos derechos, las mismas obligaciones y pasan el mismo tiempo con el niño.
  • Pensión alimenticia: Es la compensación económica que debe pedir la persona que consiga la custodia monoparental para que su ex-pareja le ayude económicamente con la manutención del hijo que tienen en común.

Ahora ya conoces las razones de por qué hay más divorcios después de las vacaciones y cuál es la mejor manera de comenzar el trámite a través de nuestros abogados de Digilex. Disponemos de un servicio de divorcio express online con el que no tendrás que preocuparte de nada y podrás pasar por esta temporada de forma fácil y rápida.

¿Tienes dudas o consultas?

Menú
LLÁMAME
+
¡Llámame!