¿Cuáles son los pasos para divorciarme?

¿Cuáles son los pasos para divorciarme? Si alguna vez te has hecho esta pregunta, estás en el lugar indicado. Las rupturas matrimoniales han pasado a ser algo bastante común en la sociedad, pese a que se trata de una situación que nadie desea y que suele tener un peso emocional bastante grande para todos los implicados. 

Cuando esto sucede, la ley regula todo el procedimiento con el fin de llegar a los acuerdos más justos y a una distribución de los bienes que puede que tener en común la pareja. Por tanto, habrá que seguir los pasos pertinentes y ponerse en contacto con asesores legales especializados en este ámbito. Pero, ¿cuáles son los pasos para divorciarse?, ¿por dónde debes empezar? A continuación, te contamos todo el proceso a seguir.

¿Cómo iniciar un divorcio? 

Es habitual que, cuando una pareja tiene problemas, se decante por una separación para tratar de superarlos o reflexionar sobre ellos. Esto es un paso diferente al divorcio, ya que el contrato entre ambos va a seguir vigente en todo momento pese a este distanciamiento temporal. 

Si deciden que finalmente desean disolver el matrimonio, será cuando empiecen los trámites de divorcio. El inicio de este protocolo puede ser algo diferente si se trata de un divorcio de mutuo acuerdo, en el que ambas partes han podido entenderse, o si es un divorcio contencioso. 

La segunda alternativa será probablemente más larga en el tiempo y también más costosa a nivel económico, puesto que las partes tendrán que defender sus intereses y aportar documentación. Lo habitual es que en un divorcio sin hijos y con pocos bienes en común la pareja pueda alcanzar acuerdos amistosos sin mayor problema. Sin embargo, cuando nos enfrentamos a un divorcio con hijos y con casa familiar, las cosas tienden a complicarse.

Por tanto, el inicio de un divorcio siempre será intentar mediar con la otra parte para intentar llegar a un acuerdo, así, se podrá ver con claridad a qué tipo de divorcio nos tendremos que enfrentar.

Primer Paso para Divorciarse o Separarse 

El primer paso para divorciarse pasa por un diálogo entre los involucrados para intentar llegar a un acuerdo beneficioso para todos, sin necesidad de alargar el proceso. Si esto se consigue, es posible acceder a un divorcio express que agilizará la disolución del matrimonio, pues es un sistema ideado precisamente para este tipo de casos.

  • El divorcio express: se trata de un es un procedimiento introducido desde hace años en el ordenamiento jurídico de nuestro país que permite a dos personas que quieren divorciarse llevar a cabo este trámite sin necesidad de una intermediación judicial. Por tanto, les exime de tener que acudir a los tribunales mientras que agiliza el proceso y lo hace menos costoso para las partes involucradas.

Solo habrá que acudir a profesionales que sean abogados de divorcios express que estén especializados en este ámbito para que nos puedan orientar y asesorar a lo largo de todo el trámite. 

Con todo, es tan sencillo que incluso existe la opción de realizar un divorcio express online sin necesidad de personarse en un juzgado o de estar invirtiendo tiempo en citas, reuniones y entregas de documentación en persona.

¿Mutuo acuerdo o Contencioso? 

En este punto solo caben dos posibilidades: el mutuo acuerdo o el divorcio contencioso. Los pasos a seguir van a ser diferentes según la situación. 

  • El divorcio de mutuo acuerdo: es más habitual en un divorcio sin hijos y se da cuando ambas partes están de acuerdo con el divorcio, algo que constará en el convenio regulador junto con todas las cláusulas pertinentes. Es indispensable que hayan pasado 3 meses desde el matrimonio para hacer efectivo un divorcio de mutuo acuerdo.
  • El divorcio contencioso: en este caso es uno de los miembros de la pareja el que presenta la demanda de divorcio sin el consentimiento del otro. Esto quiere decir que no hay ningún acuerdo entre ambos ni existe un convenio regulador.

Estos son los protocolos según el tipo de divorcio. 

Pasos a seguir en el divorcio de mutuo acuerdo

  • Se deben llegar a acuerdos y reflejarlos de forma legal con la ayuda de un abogado experto en divorcios.
  • Se redacta el convenio regulador. 
  • Se adjunta el certificado de inscripción del matrimonio.
  • Se adjuntan las certificaciones de nacimiento de los hijos si los hay.
  • Es posible contar con solo una demanda por una de las partes, y un solo procurador para ambos si es un divorcio amistoso.
  • Se puede hacer efectivo mediante un divorcio express con facilidad.
  • Puede estar resuelto en un mes.

Pasos a seguir en el divorcio contencioso

  • Se redacta la demanda que debe incluir las medidas que deban derivarse del divorcio.
  • Se presenta dicha la demanda ante los tribunales y se aguarda a la respuesta de la otra parte.
  • Cada parte tendrá su propio abogado y procurador.
  • Habrá un juicio para decidir los detalles del convenio regulador, algo que hará un juez.
  • El proceso puede tardar unos 6 meses.

¿En qué consiste la ratificación del convenio de separación? 

La ratificación del convenio regulador es un trámite mediante el cual ambos cónyuges, de forma separada y ante la presencia del Letrado de la Administración de Justicia, van a confirmar su deseo e intención de divorciarse y aprobar las medidas que vienen pactadas en el convenio. 

Para ello deben estar conformes con lo que consta en el convenio regulador, que es un documento realizado por las partes implicadas en un divorcio y que tiene la misión de regular todos los aspectos que van a regir a partir del momento del cese del matrimonio entre ellos, por ejemplo, el cuidado de los hijos o el reparto de los bienes.

Lo que viene en el convenio regulador debe cubrir unos mínimos, que constan en el artículo 90 del Código Civil, y que son los siguientes: 

  • El cuidado de los hijos sujetos a la patria potestad de ambos, el ejercicio de esta y, en su caso, el régimen de comunicación y estancia de los hijos con el progenitor que no viva habitualmente con ellos.
  • Si se considera necesario, el régimen de visitas y comunicación de los nietos con sus abuelos, teniendo en cuenta, siempre, el interés de aquellos.
  • El destino de los animales de compañía, en caso de que existan, teniendo en cuenta el interés de los miembros de la familia y el bienestar del animal; el reparto de los tiempos de convivencia y cuidado si fuere necesario, así como las cargas asociadas al cuidado del animal.
  • La atribución del uso de la vivienda y ajuar familiar.
  • La contribución a las cargas del matrimonio y alimentos, así como sus bases de actualización y garantías en su caso.
  • La liquidación, cuando proceda, del régimen económico del matrimonio.
  • La pensión que conforme al artículo 97 correspondiere satisfacer, en su caso, a uno de los cónyuges.

Todo este procedimiento y su ratificación solo tienen lugar cuando se trata de un divorcio de mutuo acuerdo, ya que en los procesos contenciosos va a ser un juez el que dictamine las condiciones de regulación posteriores al divorcio, por lo tanto, todas las partes tendrán que acatarlas.

¿Qué factores han de tenerse en cuenta ante un procedimiento de divorcio?

El proceso de divorcio puede ser bastante delicado porque habrá sentimientos involucrados, patrimonio generado entre las dos partes y, en algunos casos, una familia con hijos que deberá permanecer en las mejores condiciones posibles después de este proceso.

Precisamente por la complejidad de la situación, los jueces tienen en cuenta determinados factores para tomar sus decisiones y llegar a una sentencia equilibrada. Son los siguientes:

  • La voluntad de los cónyuges.
  • La cantidad de hijos que tenga el matrimonio en común.
  • El patrimonio de los cónyuges y de la sociedad matrimonial.
  • Cuando hay hijos en edad de expresar sus intereses, también se toma en cuenta su voluntad.
  • Las cantidades que se han solicitado para las pensiones.

Generalmente, habrá dos factores que tengan mucho peso entre toda esta lista. Será el tipo de contrato matrimonial, algo muy definitivo para conocer el formato de repartición de los bienes que se tengan en común, y las circunstancias con los hijos, pues garantizar su bienestar será de los aspectos más relevantes en caso de que la pareja tenga descendientes menores de edad.

Respecto a la modalidad del contrato, habrá tres modalidades posibles:

  • Matrimonio en gananciales o Sociedad de ganancias. Pone en común las ganancias que se han obtenido durante el matrimonio y, generalmente, estas se reparten a partes iguales en caso de disolución.
  • Régimen de participación. Es similar al régimen de gananciales pero con una diferencia destacada. Otorga el derecho a disfrutar del patrimonio obtenido durante el matrimonio, pero no a tenerlo en propiedad en caso de divorcio.
  • Régimen de separación de bienes. En este caso todo queda separado desde el primer momento, por tanto, cada cónyuge va a disfrutar de lo que ha ganado individualmente a lo largo del matrimonio. Las discrepancias pueden residir en aquellos bienes que han financiado entre ambos y según el porcentaje de cada uno.

Estos son los aspectos menos discutibles en un divorcio, pues vienen regulados en el contrato desde el momento en el que se ha firmado el matrimonio.

Menú
LLÁMAME
+
¡Llámame!