¿Cuáles son los convenios reguladores de los divorcios?

El divorcio es un procedimiento legal en el que se establece la disolución de un matrimonio. Se realiza de forma legal para que quede oficialmente confirmada una separación. Se dirige, precisamente, a los cónyuges que constituían una pareja que, previamente, habían contraído matrimonio. 

Para que una situación así pueda resolverse de forma factible y profesional, nada mejor como contar con un abogado especializado para intervenir en un divorcio express. En Digilex tienes a los mejor cualificados, con experiencia de muchos años como para trabajar en cualquier caso.

Si quieres saber cuáles son los convenios reguladores de los divorcios, ¡sigue leyendo este post! 

¿Qué son los convenios reguladores?

La separación de un matrimonio supone un procedimiento legal que debe quedar perfectamente regulado. En él quedan determinados diferentes aspectos de trascendencia económica. En este caso, actúan los abogados para que se consiga un acuerdo por ambas partes, ya que existen una serie de consecuencias a partir de la ruptura matrimonial. 

El Convenio Regulador se confirma como el documento con el que se acuerdan las diferentes medidas que se tienen que tomar respecto a los bienes patrimoniales y personales que compartan. Este contenido se desarrolla bajo mutuo acuerdo, siempre tratando de encontrar un punto conciliador donde se haga un reparto equitativo e igualitario. Se tienen que respetar todos los acuerdos bajo supervisión de la justicia.

A través de un abogado especialista en derecho de familia, se realiza el estudio y análisis de la situación para que, a continuación, se marquen las diferentes obligaciones a las que se atiene cada cónyuge, los cuales tienen la capacidad de regular todos aquellos efectos que surjan por motivos de separación, tal y como se establece en el Código Civil. 

En el caso de que se lleve a cabo un divorcio express, debe haber una aprobación por el Juez para que no se vulneren derechos y, sobre todo, se proteja la integridad de los menores en el caso de que sea un divorcio con hijos.

Así, el contenido del Convenio Regulador comprende medidas tales como patria potestad, custodia, las visitas que se pueden hacer y las comunicaciones. También está el patrimonio común y la distribución de las distintas cargas. A su vez, hay que añadir la regulación de la pensión compensatoria y la de alimentos, con el fin de que quede todo perfectamente estipulado y alcanzar unos acuerdos que, a efectos económicos, sean justos, legales y acordes a los requerimientos de los cónyuges.

El Convenio Regulador se podría definir, por tanto, como una medida arbitraria que trata de confirmar cuáles son las distintas acciones que se deben poner en práctica tras un divorcio express. Es imprescindible contar con asesoramiento legal y un trabajo judicial que oficialice la separación y proporcione las medidas que se deben de cumplir con la nueva etapa que se inicia.

¿Cuándo es obligatorio el convenio regulador?

El convenio regulador establece las reglas y normas que se deben cumplir tras la ruptura sentimental en el seno de una familia que tiene hijos. De esta manera, se precisa la aplicación de una pensión alimenticia o compensatoria, del mismo modo que el régimen de visitas, el domicilio y la propia custodia. 

Al fin y al cabo, son los requerimientos que se disponen cuando la separación tiene consecuencias también con los hijos de la pareja. Para evitar posibles problemas y para fomentar el acuerdo tras el divorcio, se debe aplicar un procedimiento legalizado que marque las directrices a seguir y que establezca, básicamente, todos los requerimientos que han de cumplir los padres; sin embargo, el planteamiento será diferente en el caso de que sea un divorcio sin hijos.

El acuerdo entre los cónyuges es una necesidad dentro del Convenio Regulador. Hay que tener en cuenta que afecta al futuro de los hijos, por lo que se regulan una serie de cláusulas que se deben de cumplir y todas aquellas normas que, legalmente, han de ser respetadas. El pacto ha sido firmado por los dos y se ha construido por mutuo acuerdo. Al ser un divorcio express con hijos, se necesita este convenio.

En este sentido, el simple hecho de que se haya firmado un Convenio Regulador significa que, en realidad, ha sido un divorcio de mutuo acuerdo. La demanda de separación se ha presentado en el Juzgado y, tras la solicitud, se logra el consentimiento y aprobación entre los cónyuges que habían constituido el matrimonio.

Por tanto, quedan perfectamente definidas las pautas que rigen el susodicho documento y que trata de mediar de forma consecuente sobre los hijos que perciban las consecuencias.

¿Qué ocurre si los cónyuges no consiguen alcanzar un acuerdo?

Cuando se produce la separación de un matrimonio, se rompen los lazos emocionales y, probablemente, la propia confianza. Es entonces cuando se inicia una carrera legal por obtener el máximo beneficio del divorcio, de ahí que no se llegue a alcanzar un acuerdo y surjan diferentes inconvenientes. 

Se suele recurrir a abogados de divorcios express para tratar de alcanzar el acuerdo antes de llegar al juzgado, pero no siempre se logra la solución frente a las posibles complicaciones que surjan.

Un alto porcentaje de los matrimonios que se separan tienen problemas con las consecuencias que supone el divorcio, especialmente con aquellos bienes que estaban en posesión de ambos, del mismo modo que en todo lo referido a los hijos. 

Los problemas llegan cuando no se consigue interponer un convenio que favorezca la conciliación. Al haber terceras personas que salgan damnificadas por la separación, se precisa un orden legal que quede reflejado en una documentación oficial; no obstante, cabe la posibilidad de que no siempre se logre el diálogo y, por tanto, se produzca un enfrentamiento entre los miembros de matrimonio.

El Juez será quien determine las posibles consecuencias a partir del divorcio. En el fondo, es una manera de impartir justicia de forma arbitraria y sin que haya un beneficio superior de un cónyuge al otro. Se trata de hacer un reparto equitativo de todos aquellos factores que, en general, puedan influir en los miembros de la familia y en el reparto de los bienes que comparten.

La justicia puede actuar por sí misma si se considera oportuno. En más de una ocasión, se ha llegado a comprobar la ausencia de acuerdos que eviten problemas a mayores; por tanto, debe convertirse el juez en el único mediador que trate de conciliar, mantener el orden y determinar cuáles son las soluciones que van a percibir la pareja. No obstante, también cabe la posibilidad de que los hijos mayores de 12 años puedan ser escuchados.

¿Qué aspectos debe contener el convenio regulador?

El Convenio Regulador posee una serie de contenidos que marcan las normas y obligaciones a las que se verán sometidos los progenitores. Por eso, es positivo contar con un documento emitido desde el Juzgado con un único fin: su cumplimiento.

¿Qué sucede si no se cumple? Se incumple una resolución judicial, algo que puede dar pie a que se interponga una demanda ejecutiva para hacer cumplir los pactos contenidos en el convenio regulador y se obtenga un mayor beneficio en el futuro.

En realidad, el Convenio Regulador es de obligatorio cumplimiento. Así queda reflejado en el Código Civil y explicado por el propio Juez, quien va a dirimir cuáles son las acciones que se deben de iniciar tras la aprobación del mismo. Los principales aspectos que contiene son los siguientes:

  • Tras la disolución del matrimonio y al haber establecido un divorcio de mutuo acuerdo, se debe hacer una distribución de las cargas y, por consiguiente, que se logre la armonía y el reparto equitativo entre los dos.
  • Se configura un acuerdo en el cuidado de los hijos, teniendo en cuenta que hay una patria potestad por parte de los dos cónyuges. Por eso, se trata de fomentar las visitas y comunicación con el progenitor con el que no convivan.
  • Se estipula cuál será el uso de la vivienda y se marcan las directrices respecto a los cuidados que deben de percibir. Por tanto, se debe proporcionar a los hijos el sustento y espacio habitacional que garantice su bienestar.
  • En el caso de que sea necesario, se fijan las cargas del matrimonio y los alimentos para la manutención. En el fondo, es una manera de garantizar la protección y cuidado de todos los miembros que formaban parte de la familia antes del divorcio.
  • Liquidación del régimen económico del matrimonio, al igual que la definición de la pensión compensatoria.
  • Todos los gastos extras que puedan surgir, deben ser cubiertos, especialmente si tienen que ver con los hijos: viajes, actividades extraescolares, libros, etc.

En definitiva, todos estos aspectos que se han presentado hasta ahora deben quedar perfectamente definidos en el Convenio Regulador. Este documento va a determinar y organizar la nueva vida de los miembros de una familia que, por diferentes circunstancias, pueden haber roto la relación matrimonial. 

Por esta razón, se hace necesario que, de forma legal, quede todo comprendido por las directrices propias de un contenido legalizado e interpretado por un Juez. Muchas personas acuden al sistema de divorcio express online para encontrar las mejores soluciones que permitan llevar a cabo un divorcio rápido, eficaz y consensuado.

Menú
LLÁMAME
+
¡Llámame!