Consejos básicos para afrontar un divorcio con hijos

Tomar una decisión como esta puede ser un proceso traumático no solo para la pareja implicada sino para el resto del núcleo familiar, especialmente a sus hijos.

Los divorcios pueden provocar un mayor distanciamiento no solo entre los padres, sino también de los hijos con respecto a sus padres e incluso entre ellos dado el caso. Cómo se maneja este proceso es vital para conseguir que sea algo ligero y lo más natural posible. Del mismo modo, aprender algunos consejos básicos para afrontar un divorcio con hijos puede ayudar a trazar una guía de actuación que prepare a todos los miembros del núcleo familiar ante los cambios que vendrán como consecuencia del divorcio.

Sin embargo, es muy normal que por la situación tensa o de posible estrés que suponga iniciar este proceso, los padres se olviden de cómo deben de responder ante sus hijos. Aprender cómo sobrellevar este hecho es deber de los padres, pero, es posible pedir ayuda profesional, como nuestro equipo de abogados expertos, para aprender a lidiar con la situación y acelerar todo el proceso

En Digilex contamos con toda la información relacionada para casos de divorcio con hijos y divorcios sin hijos con el fin de facilitar el proceso para el beneficio de la familia. 

¿Qué debo tener en cuenta en un divorcio con hijos?

Ante una situación tan problemática para la familia, es muy posible que, sin pretenderlo, los padres incluyan a los hijos en el centro de la mayoría de las discusiones. Pero, aunque este caso no llegara a darse, es muy importante saber cómo actuar para que este no perjudique en manera alguna a los hijos de la pareja.

Asegurar el bienestar de los hijos, ya sean menores o mayores de edad, es uno de los principales objetivos para los padres. Por ello, es muy importante tener siempre en cuenta una serie de posibles variantes y sus medidas previas ante cualquier tipo de problemas relacionados con el proceso de divorcio.

Aquí te damos consejos para que sepas afrontar un divorcio con hijos. 

Edad de los hijos

Todo proceso de divorcio está condicionado, a la hora de llegar a un acuerdo sobre la custodia, régimen de visitas o pensión, por la edad que tengan los hijos de la pareja. Se debe tener en cuenta que, dependiendo de la edad de los hijos, estaremos hablando de tipos de convenios o medidas que aseguren que ayuden reciben todas las ayudas y apoyo necesario durante su crecimiento, incluida la edad estipulada para su emancipación, que está marcada actualmente en los 18 años. 

De ahí que sea tan importante saber marcar una línea clara de diálogo entre las dos partes para que los hijos no tengan que cargar con el peso de procesos largos y perjudiciales para su bienestar.

Los hijos no son mediadores

En muchas ocasiones, por culpa de la falta de capacidad de comunicación de la pareja, esta tienda a utilizar a los hijos como mensajeros o mediadores para hacerles llegar a la otra parte del conflicto sus opiniones, preocupaciones o exigencias. Esto no debe realizarse en ningún caso si ya se ha iniciado el proceso de separación. 

Del mismo modo, una vez dictaminada la sentencia, los hijos no pueden ser quienes comuniquen tanto los posibles cambios que sufra el régimen de visitas o la posibilidad de gastos extras que ya se contemplan dentro de la pensión alimenticia. Los hijos deben de aprender que ellos no forman parte del conflicto entre sus padres en ningún momento y que, por lo tanto, no se les puede cargar con la responsabilidad de dar información relacionada. 

Es deber de los padres saber gestionar estos posibles contratiempos de manera responsable y, de ser necesario, utilizar a sus propios abogados como mediadores.

No introducir cambios drásticos 

Especialmente cuando hablamos de hijos menores o con muy poca edad. La vida de los hijos tras el divorcio debe contar, siempre que sea posible, cambios mínimos para que su vida tal y como la conoce se vea lo menos afectada posible. 

La rutina debe ser muy similar a la que ya tienen para que, de forma normal, acepten la separación como algo natural y no como algo posiblemente traumático. Cambios de vivienda o de colegio, régimen de visitas demasiado rígidos o restrictivos, un exceso de actividades extraescolares, etc.

Los hijos deben estar al margen del conflicto de intereses

Si la pareja tiene claro que van a iniciar el proceso de divorcio, ayudaría que esto se le comunicará a los hijos de manera conjunta y en un día no lectivo para ellos. 

A partir de este momento, los padres deben de saber afrontar el resto de decisiones y medidas a tomar para facilitar la convivencia durante y tras el divorcio. Por este motivo es muy importante que los hijos no se vean envueltos en posibles discusiones relacionadas con el aspecto patrimonial o la custodia. 

El divorcio no es de los hijos

En ningún momento los hijos deben sentir la presión de un proceso como este. Por ello, necesitan entender que son los padres quienes quieren y necesitan divorciarse y que, en ningún momento, ellos son el motivo de la ruptura. 

Ellos deben seguir queriendo a sus padres exactamente igual que antes, para así poder seguir manteniendo una buena relación, con ambos, incluso entre ellos cuando la situación lo requiere comprendido que ya no son pareja, pero que, efectivamente, sí siguen siendo y serán siempre sus padres.

Siempre es preferible el divorcio de mutuo acuerdo

Siempre que los padres sepan mantener una buena relación entre ellos, es posible facilitar la aceptación por parte de los hijos de esta nueva realidad. De hecho, ver que la relación entre ambos no es hostil, sino abierta el diálogo puede provocar una actitud mucho más positiva y optimista para una de las partes afectadas por la decisión de ruptura.

Conseguirlo necesita de una actitud serena y madura que ayude a que los hijos no encuentren estados de ánimo negativos en los padres. De ahí que sean tan importantes los puntos tratados anteriormente. Los hijos, aun dejando de lado la falta de convivencia de sus padres como resultado de la separación, han de continuar con sus rutinas durante tanto durante el proceso como tras su finalización. De ahí que sea tan importante llegar a un entendimiento por parte de los implicados para conseguir un divorcio de mutuo acuerdo.

Optando por la vía del divorcio de mutuo acuerdo, los padres evitarán sufrir, tanto ellos como sus hijos, de un proceso judicial complicado y agotador que genere otros puntos de conflicto en el núcleo familiar.

Solo desde el respeto de ambas partes, los hijos podrán comprender, independientemente de la edad que tenga, por qué han llegado a tomar esa decisión sin necesidad de recurrir a discursos de odio. La vía del diálogo, ya sea entre los padres o mediante sus respectivos abogados, es fundamental para que los hijos perciban el proceso como algo natural que, en ningún caso, restará al cariño y respeto que siempre han recibido de sus padres y que, por lo tanto, no afectará a su relación. 

Hablando en términos legales será estrictamente necesario hacer uso de un convenio regulador. Gracias a este documento los padres podrán pactar que tipo de relaciones económicas y filiales son las deseadas una vez sea efectivo el divorcio. De esta forma, se facilita el proceso velando, en todo momento, por el bienestar de los hijos.

Lo que aconsejamos si decides divorciarte

Ciñéndonos a los datos del estudio elaborado por la Asociación Española de Abogados de Familia (AEAFA), encontraremos que el 97% de los casos de divorcio en nuestro país son casos de divorcio con hijos y que, solo el 16% pertenecen a casos de divorcio sin hijos

Por este motivo, nuestros abogados divorcios express facilitan todo lo necesario para conseguir un divorcio de mutuo acuerdo, evitando así aun un divorcio contencioso que pueda producir un impacto negativo en los hijos y, por ende, provocar mayores conflictos en la unidad familiar.

Con estos datos en la mano, tratamos de ofrecer a nuestros clientes la posibilidad de, no solo contar con un buen respaldo jurídico que ofrezca un mayor bienestar a los implicados, sino también la posibilidad de agilizar todo el proceso mediante el divorcio express online que haga todo el proceso mucho más llevadero tanto para los hijos, como para la pareja implicada.

En Digilex nos encargamos de acelerar todas las gestiones en los juzgados al gestionarlos directamente desde nuestra plataforma. Además, ofrecemos precios competitivos que incluye todos los gastos del procedimiento judicial y posterior inscripción en el Registro Civil, así como un asesoramiento personalizado para que los acuerdos y medidas tomadas por los implicados sean las deseadas por ambas partes.

Por último, también es posible consultar en nuestro portal web las preguntas frecuentes de otros usuarios que buscan información sobre el proceso de divorcio express y a las que nuestro equipo de profesionales ha dado respuesta, o, sencillamente, contactar con nosotros o bien vía correo electrónico o directamente llamando a nuestro número de teléfono.

Menú