Cómo tasar una vivienda para un divorcio

¿Quieres saber cómo se debe tasar una vivienda para un divorcio? Cuando tiene lugar un divorcio, se procede a liquidar la sociedad conyugal, de ahí que la mayoría de las veces se necesite una tasación de la vivienda que la pareja compartía durante el matrimonio. La idea es asignar un valor a ese bien inmueble, así como a los diferentes bienes que poseía la pareja en común para llevar a cabo una repartición conforme a la ley. 

En Digilex somos expertos en el divorcio express online y te sacaremos de dudas en todo lo referente a la tasación de la vivienda, un gasto imprescindible en los trámites. Ahora bien, indicarte que es un coste pequeño que te permitirá ahorrar mucho más.  Y es que una vez se adquiere una vivienda, su valor va cambiando con el paso del tiempo. Por lo tanto, conocer este dato resulta fundamental si te encuentras inmerso en un divorcio, siendo este uno de los bienes a repartir de mayor valor.

Si quieres saber cómo tasar una vivienda para un divorcio, sigue leyendo. 

¿Qué es la tasación de vivienda tras el divorcio? 

La tasación de una vivienda tras el divorcio consiste en determinar el valor que tiene el bien que hasta ese momento formaba parte del patrimonio familiar. En cualquier separación que se precie, ya sea un divorcio de mutuo acuerdo o contencioso, es preciso repartir los bienes que la pareja compartió y disfrutó durante el tiempo que estuvo casada. 

Ahora bien, algo muy importante a lo que hay que prestar atención es el régimen que ambos cónyuges concretaron en su matrimonio. Estos términos son los que establecerán si la vivienda es propiedad por igual o si pertenece realmente a uno de los cónyuges. En estos casos, por tanto, conviene determinar los términos asociados a la unión y saber distinguir entre régimen de gananciales y régimen de separación de bienes. 

En nuestro país, gran parte de las separaciones se llevan a cabo a través del divorcio express. Se trata de una práctica bastante común que simplifica mucho el proceso judicial. Si tenemos en cuenta este contexto, suele procederse a la venta de la propiedad cuando ninguno de los cónyuges desea seguir viviendo en ella o cuando sus ingresos por separado son insuficientes para asumir la carga del préstamo hipotecario.

De esa manera, antes de llevar a cabo la venta de la vivienda y de repartir las ganancias a partes iguales, debe realizarse una estimación aproximada de la propiedad. Esta es la mejor forma para determinar el valor exacto del bien y así garantizar que cada miembro de la pareja reciba la parte que le corresponde. 

Como resumen podemos decir que los puntos que hay que tener en cuenta para tasar una vivienda para un divorcio son los siguientes: 

  • Tipo de divorcio: En primer lugar, si se trata de un divorcio de mutuo acuerdo o si se va a llevar a cabo un procedimiento judicial. 
  • Qué hacer con el inmueble: Se debe decidir si realmente la pareja quiere vender la casa o comprar la parte correspondiente al otro cónyuge. 
  • Acudir a un profesional: Recurrir a un profesional o agente inmobiliario para conocer el valor de la propiedad. 
  • Si se tienen hijos: Solicitar autorización al juez para proceder con la venta en el caso de un divorcio con hijos

En este último caso, es imprescindible que las medidas modificadas en el convenio garanticen que la venta no perjudicará a los pequeños. En caso contrario, la autoridad judicial podría no permitir la venta, a pesar de que la solicitud entre ambos padres se haya realizado de mutuo acuerdo.

¿Cómo se valora una vivienda tras un divorcio? 

La vivienda es un activo muy valioso que suelen tener las parejas y puede convertirse en un motivo real de conflicto en el momento en el que se produce la ruptura de la relación. Desempeñar una adecuada tasación de propiedad por divorcio es un requisito fundamental para lograr que exista un entendimiento entre ambas partes, evitando así una lucha que puede suponer un quebradero de cabeza importante. 

En el caso de que uno de los miembros de la pareja quiera quedarse con la propiedad, si existe un régimen de separación de bienes de por medio, será preciso realizar una extinción de condominio. En caso de que cuenten con un régimen ganancial, se deberá efectuar una liquidación ganancial. Sea como fuere, la metodología a emplear para valorar una vivienda por divorcio está unida a la normativa ECO 805/2003 de 27 de marzo. Es aquí donde se establecen los métodos profesionales con los que obtener el valor de un inmueble, siendo preciso contar con la ayuda de un tasador responsable que conozca muy bien la metodología y los términos de la tasación de la vivienda para divorcio. 

El método para valorar la propiedad dependerá del tipo de inmueble que se trate y de sus características, de ahí que el profesional deba emplear el criterio idóneo para llevarla a cabo, teniendo en cuenta que en el proceso de tasación, el tasador debe regirse por la rigurosidad y la objetividad. 

Conviene decir que el valor de un inmueble está compuesto por las características internas del propio edificio, pero también de algunos aspectos de carácter extrínseco que hacen alusión a la ubicación de la propiedad, a su entorno y a otros aspectos fundamentales. 

En cuanto al coste del informe de tasación de una vivienda, todo va a depender de su ubicación, de la superficie y de la complejidad del procedimiento, entre otras cosas. Para hacerse una idea aproximada, pregúntanos y te ayudaremos a obtener una cotización aproximada para que sepas cuánto puede costar la tasación de un inmueble por divorcio.

Al encargar una tasación por divorcio, el proceso debe destacar por ser profesional, por lo que es preciso contar con la ayuda de personal cualificado. Además, el valor determinante según el estado y las características del bien debe ser a fecha del divorcio. 

Para poder realizar una inspección más exacta, el experto ha de visitar el inmueble que se trate para comprobar en qué estado se encuentra. Asimismo, deberá identificar el inmueble y revisar el que aparece en las escrituras, así como tener en cuenta diferentes factores como la ubicación, la superficie o la antigüedad. Se trata de factores que varían según la evolución del mercado inmobiliario, por eso es tan importante la fecha del informe.

¿Cuándo se tiene que hacer una tasación por divorcio? 

Durante un proceso de divorcio es lógico que los cónyuges quieran hacer una valoración de los inmuebles que deben repartir. Para hacerlo posible es preciso solicitar un informe de tasación y saber así el valor concreto del mercado de la propiedad o propiedades. Lo que queremos conocer es el valor que tiene un bien en un momento dado, que en el caso que nos ocupa, es la fecha en la que tiene lugar el divorcio.

La tasación inmobiliaria oficial da como resultado un informe de tasación firmado y certificado por la empresa encargada, que ha de estar homologada por el Banco de España, y de un tasador oficial que cuente con el título de arquitecto o con la formación y experiencia necesarias para valorar este tipo de inmuebles.

Si te encuentras en un proceso de divorcio sin hijos y tu matrimonio se realizó en régimen de gananciales, es conveniente hacer una valoración de los bienes inmuebles para realizar la oportuna separación. Por esa razón se necesita realizar una tasación oficial que pondrá valor a las viviendas a fecha de hoy teniendo en cuenta las condiciones y características del mercado inmobiliario. Así, cada parte podrá saber la cantidad que le pertenece.

¿Qué hay que tener en cuenta en la tasación de viviendas tras un divorcio?

Estos son algunos de los factores a los que hay que prestar atención a la hora de tasar una vivienda para un divorcio: 

  • Es muy importante que el valor de los inmuebles tenga la fecha del divorcio. Puede cambiar bastante a lo largo del tiempo y es preciso contar con una tasación precisa y actual. 
  • La pareja puede encargar la tasación a través de un representante mutuo o encargar cada uno su propia tasación y llegar a un acuerdo en caso de que no coincidan. 
  • Los informes de tasación han de ser firmados y certificados por empresas competentes y por tasadores oficiales que posean la titulación necesaria.
  • La tasación oficial debe incluir todos los datos del inmueble, ya sean planos, fotografías, estudio de mercado, situación, normativa regulatoria y el valor de la tasación. 
  • El documento de venta es algo imprescindible si ninguna de las partes desea quedarse con el inmueble y desean proceder a su venta. Se trata de un documento oficial que ha de adjuntarse a la escritura en el momento de la compraventa.
  • El impuesto de plusvalía municipal es una tasación oficial para justificar fiscalmente la ganancia o pérdida de valor patrimonial desde que tuvo lugar la adquisición del inmueble hasta el momento en el que se produce su venta

En Digilex disponemos de los mejores abogados en divorcios Express. Además, dentro de nuestro equipo contamos con peritos judiciales pertenecientes al Colegio de Arquitectos. 

Nuestra plantilla multidisciplinar está dotada de grandes profesionales que acumulan muchos años de experiencia, con los que podrás contar para plantear convenios reguladores de mutuo acuerdo y disponer del mejor asesoramiento en tasaciones de inmuebles.

Menú